ÚLTIMAS NOTICIAS

sábado, 6 de junio de 2020

24 horas de coronavirus en Nueva Palmira

 

Hubo una rápida actuación de las autoridades

Para sorpresa de muchas personas, en la noche del viernes 5 se conoció la existencia de dos casos positivos de COVID-19 en Nueva Palmira. 
Alrededor de las 22 horas del viernes, una persona hizo llegar a esta emisora un comentario en el que se aseguraba la existencia de un caso positivo de coronavirus COVID-19 en la localidad. Consultando a varias fuentes de confianza,  pudimos confirmar que dos hisopados dieron positivos para el virus en esta localidad, correspondientes a dos usuarios de ASSE, y un posible positivo en Ombúes de Lavalle. Se realizó procedimiento de tamizaje al personal del hospital en Nueva Palmira. A las 23:50 intentamos comunicarnos con el alcalde, sin respuesta alguna.
A la medianoche, la Capitanía de Puerto y  el Prefecto de Nueva Palmira tomaron contacto con los operadores en tareas del recinto portuario, a los efectos de retirar al personal que pudiera haber tenido relacionamiento con alguno de los casos positivos de Coronavirus detectados. Según informó el Capitán de Puerto, Hebert Márquez, "las empresas en operaciones tienen el registro personal de cada trabajador y un cuestionario de antecedentes en cuanto a temperaturas, estados gripales y demás, junto con la carpeta del registro personal, lo cual permitió un chequeo de rigor, confirmando la presencia de un pariente sin contacto aparente, que de igual manera fue enviado a su casa por la empresa, para que a la brevedad posible se le hagan los estudios que Salud Pública determine". También se solicitó por parte de las autoridades portuarias una "atención especial en todas las actividades".
Pasadas las 9 de la mañana, la Dirección Departamental de Salud de Colonia confirmó oficialmente los dos casos positivos en Nueva Palmira, correspondientes a un trabajador de la construcción y el otro relacionado al personal de la salud. Un tercer caso correspondía a un empleado público de Ombúes de Lavalle. 
A las 10:30 se realizaría el primer llamado de la Cruz Roja Uruguaya Filial Nueva Palmira para su reunión anual, y a las 11 el segundo, pero las actividades fueron suspendidas por precaución, según informó a este medio la coordinadora del Centro Operativo de Emergencia de la filial, Carolina Guerra. 
El alcalde respondió nuestra solicitud de información realizada la noche anterior, confirmando que asistiría a la reunión del Centro Coordinador de Emergencias Departamental (CECOED), pero no brindó ninguna otra información. 
A la reunión asistieron, además, alcaldes de Carmelo y Ombúes de Lavalle, los altos mandos de las Fuerzas Armadas departamentales, Jefatura de Policía y Bomberos, jerarquías del Ministerio de Desarrollo Social, Salud Pública y Directores de la Intendencia de Colonia. La resolución fue "utilizar puestos sanitarios al ingreso y salida de la ciudad de Nueva Palmira, con colocación de rodiluvios, y fumigación de neumáticos de vehículos"; "relevamiento de datos filiatórios, teléfono de contacto, de origen y destino entre otros datos de importancia, de todos los pasajeros de vehículos particulares y exhortar a empresas de transporte de pasajeros al cumplimiento del registro del parte correspondiente"; "exhortar a la población a continuar cumpliendo las disposiciones sanitarias de las normativas del Ministerio de Salud Pública, tendiente a evitar el contagio de dicha enfermedad". El CECOED resolvió, además, mantenerse en sesión permanente. 
Luego del mediodía del sábado, desde el Centro Auxiliar de Nueva Palmira se comunicó que la atención de urgencia o emergencia a los usuarios se realizaría en CAMOC, al menos hasta última hora de la noche del sábado. 
A las 17 horas, el presidente del directorio de ASSE, Dr. Leonardo Cipriani, se reunió con autoridades locales de la salud, y a las 18 tuvimos la primicia de que a las 22 horas volvería a abrir el hospital. 
Compartimos la palabra de Cipriani. Los test efectuados al personal de la salud tuvieron resultados negativos. Durante estas 24 horas de incertidumbre, las autoridades municipales se mantuvieron herméticas con la prensa.

Por Nano González Ferraro