ÚLTIMAS NOTICIAS

miércoles, 7 de octubre de 2020

Tips de ayuda para despedir el chupete

Por Lic. en Psicología Natty Gómez | CAIF en Casa | 

Si identificamos el momento en que demanda más el chupete, ofrecer otra alternativa.  Por ej. Si cuando lo vamos a buscar al CAIF es el momento en que nos pide el "tete", llevar una opción que lo "distraiga", "olvide" ese pedido y lo tranquilice. Que a su vez genere instancia de juego y diversión; puede ser esperarlo con un burbujero y/o juguete. 

Frente a situaciones de llanto y/o nervios, no usarlo como primera opción. Resulta mucho más trabajoso para nosotros pero recuerden que usa chupete porque nosotros se lo dimos. No ofrecer golosinas a cambio.

Es posible que el momento más difícil sea a la noche. Acompañar con un cuento, un mimo, una canción, la rutina de descanso. 

Pensar en un "ritual" o "fiesta" para despedir al chupete. "La casita del chupete" armada con una caja de cartón donde depositarlo, un árbol del chupete, tipo adorno colgado para dejarlo, acompañado con una historia retomando quizás personajes ya conocidos por el niño/a donde por ejemplo el personaje entrega los chupetes que ya no usan los niños/as que son "más grandes" a los niños/as "más pequeños".

Si está atravesando una situación de cambio/crisis (mudanza, nacimiento de un hermano/a, etc.) posponer el proceso de dejarlo ya que puede ser un cambio más que quizás le cueste asumir y cargarlo de más estrés.

Aprovechar cuando los chupetes están muy desgastados o rotos para que dejen de usarlo ya que es peligroso, "¿qué te parece si ahora que está viejito o roto lo cambiamos por un juguete de niños más grandes?". No amenazar con dárselo a alguna mascota ni colocarle pimienta, el proceso es progresivo.


INFORMACIÓN IMPORTANTE

El uso del chupete mantenido en el tiempo puede asociarse a posteriores alteraciones en el lenguaje y problemas de dentición. 

La clave en favorecer que abandone el chupete está en controlar los tiempos, reducir su uso y prepararlo para un adiós definitivo pero difícil.