ÚLTIMAS NOTICIAS

lunes, 27 de abril de 2020

Nervios como el primer día: La Escuela Nº66 comenzó las clases

La Escuela Nº66 "Vívoras y Vacas", ubicada a 25 kilómetros de Nueva Palmira, fue una de las primeras 12 escuelas rurales del departamento que comenzaron a trabajar.

Escuela Nº66 "Vívoras y Vacas"
Las primeras escuelas fueron aquellas en las que además de dictarse las clases son residencia de los docentes. 
La directora de la Escuela Nº66, Susana Perini, expresó a PALMIRA FM que el reinicio de las clases en el marco de la situación actual respecto a la pandemia, "fue como el primer día, con nervios, con entusiasmo, con esto nuevo de tener que estar con esto del distanciamiento social dentro del aula".
La docente señaló que las principales inquietudes de los padres y madres fueron respecto al acercamiento que se iba a tener y sobre la higiene. La Intendencia entregó tapabocas a disposición de los niños y las niñas, aunque estos concurrieron con sus tapabocas personalizados, la escuela no brinda ningún tipo de alimentación, también como medida de prevención, y el estudiantado debe lavarse las manos cada hora.
La maestra se encargó de separar los bancos a una distancia de un metro y medio a dos metros con los útiles de cada estudiante, crear dos espacios físicos con maderas recicladas donde los estudiantes pueden retirar sus actividades, materiales o fotocopias que no tienen en la mesa con el fin de no tener contacto físico con la maestra. También se tuvieron que retirar los juegos de instancias libres que son utilizados por niños de inicial, y se dejaron los juegos didácticos, que pueden ser utilizados por un niño por día. 
Perini manifestó que "no es fácil llevarlo adelante, no es fácil mantener el tapabocas tres horas y media", porque "los docentes hablamos todo el día y la gestualidad y que el chiquito te vea es complicado". Añadió que "no es fácil que ellos (los niños) mantengan el distanciamiento social", y que "a la hora del recreo no es nada sencillo, porque ellos en los juegos se tocan o cuando juegan a la mancha se acercan, entonces hay que inventar o tener estrategias de juego donde justamente la estrategia del juego sea el distanciamiento, que no es fácil tampoco". Sin embargo, señaló que para poder trabajar de esta forma, se cuenta con la ayuda de un equipo de psicólogos y de la inspectora de Educación Física, que envían sugerencias para estas instancias. 
La docente expresó que cuando se estudia magisterio, "nunca pensamos que íbamos a estar en esta situación, de tener que estar pensando estrategias para que el niño no se toque o que no se comparta menos de un metro de espacio físico, cuando pensamos a veces en estrategias de juego que son todo lo contrario, que son que tengan una interacción". Añadió que "es natural del niño juntarse, acercarse, charlar juntos, mirar una computadora juntos.
Además, recordó que no es obligatoria la asistencia a clases y que en los casos en los que los niños no van porque sus padres piensan que están más seguros en casa, se siguen enviando tareas a través de la plataforma y del celular.