viernes, 18 de diciembre de 2015

Columna de opinión: Entrando a Agraciada

Por Jimena Chimelli
Lo que se puede ver en las fotos no son los pozos de una ruta, sino que es nada más y nada menos la calle principal; la entrada para acceder al pueblo Agraciada.
Parece mentira que en un pueblo tan chico no haya suficiente dinero o materiales, o simplemente voluntad como para reparar esta calle; esta cuadra, para ser más exactos. Genera impotencia a algunos habitantes saber que este pueblo se está quedando solo, que nadie hace nada por él, más que quejarse y hablar sin saber. Es una lástima saber que la poca juventud que hay se esté yendo a otros lugares, ya sea para divertirse y pasar el rato o para estudiar y progresar. Se escucha a personas que no son parte del pueblo decir: “Agraciada es un pueblo lindo, pero no anda nadie”. Y justamente uno como parte del pueblo se pregunta ¿Dónde está la gente?, ¿Dónde está el gran avance del que todos hablaban cuando se instaló la gran empresa que tenemos a pocos kilómetros? ¿Dónde están esos lugares públicos tan necesarios para tramitar los papeles, o para atenderse en materia de salud (que cualquier pueblo lo tiene menos Agraciada)? ¿Dónde está el transporte público diario para aquellas personas que no tienen vehículo propio para poder moverse? ¿Dónde está reflejado el trabajo de la Intendencia Municipal de Soriano en cuanto al estado de las calles y demás asuntos de los cuales tiene responsabilidad? Tal vez el Intendente y su gabinete crean que cortando el pasto de las cunetas tienen su trabajo hecho. ¿Dónde está la juventud?, ¿Dónde está el apoyo a la juventud y el espacio a las propuestas de los jóvenes de Agraciada por parte de la Intendencia a quien le  compete este pueblo que ha quedado en el olvido en el Departamento? Lo poco que se ha hecho en el pueblo respecto a estas actividades de juventud, han sido organizadas por el Ministerio de Desarrollo Social (MIDES) mediante el Instituto Nacional de la Juventud (INJU) junto a Radio Para Todos. Lamentablemente este proyecto recibió muy poco apoyo de parte de las Intendencias Municipales de Soriano y Colonia. Radio Para Todos es un grupo de jóvenes de Agraciada (Soriano), Punta de Arenales (Soriano) y Nueva Palmira (Colonia), ganador de un Fondo de Iniciativas Juveniles, cuyo proyecto tiene como objetivo llevar la radio al medio rural, y fue aprobado por la Dirección General de Desarrollo Rural (Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca), y el Instituto Nacional de la Juventud (Ministerio de Desarrollo Social). Lamentablemente, las mismas Intendencias de Soriano y Colonia no han participado en eventos de este grupo, sea en Agraciada, Colonia del Sacramento o Nueva Palmira.
Demás está decir que en Agraciada la gente se queja mucho, pero no hace nada, nadie mueve un dedo, y esta falta de iniciativa es una de las causantes de que el pueblo no progrese.
¿Por qué el silencio? Falta apoyo por parte de todos, pero bien dicho el dicho, valga la redundancia: “Pueblo chico, infierno grande”. Se requiere apoyo, participación, expresión si lo que queremos es avanzar y no retroceder. Cada vez contamos con menos cosas, no tenemos medico fijo, no tenemos transporte público todos los días, no tenemos cajeros ni oficina pública para pagar papeles, no tenemos diversión para los jóvenes, ni para niños, ni para la gente mayor siquiera, no tenemos movilización, y así no tenemos cambio. Es comprensible que a la mayoría le guste que Agraciada sea tranquilo, ¿pero no parece que ya es demasiado? ¿No creen que llegó el momento del progreso? La mentalidad del “acá no dura nada”, es en parte cierta, porque somos nosotros mismos los que hacemos que nada dure, pensando en no hacer nada. La construcción del pueblo y la identidad que nos genera, la debemos construir entre todos.


Reacciones:

0 comentarios:

Publicar un comentario